Mises Wire

Home | Wire | Estos estados de EEUU tienen rentas superiores a casi todos los países europeos

Estos estados de EEUU tienen rentas superiores a casi todos los países europeos

  • money2.JPG
0 Views

Tags Economía GlobalImpuestos y GastoEconomía de EEUU

06/07/2018

En 2015, escribí un artículo titulado “Si Suecia y Alemania se convirtieran en estados de EEUU, estarían entre los estados más pobres”. Es uno de los artículos más compartidos (y también uno de los más denostados) de mises.org. El artículo demostraba que, contrariamente a muchos intentos de presentar los estados intervencionistas europeos como más prósperos que Estados Unidos, las cifras (al menos si medimos las cosas en términos de datos de renta) no dicen esto. Aunque es verdad que la renta no es la única medición de la prosperidad, es una medición importante.

El entusiasmo con el que la información se ha promovido y difamado no es sorprendente, ya que este tipo de comparaciones internacionales proporcionan a menudo munición para ambos lados del debate. El hecho de que algunas economías relativamente intervencionistas tengan rentas altas es una prueba de que las políticas intervencionistas, las llamadas “economías mixtas” son mejores que las economías en las que las cosas se inclinan más en dirección a los mercados. Por otro lado, si puede demostrarse que más economías orientadas al mercado tienen rentas especialmente altas, supuestamente esto es una prueba de que las economías más puramente de mercado son mejores.

Este conflicto empeora con la percepción de que Estados Unidos es más o menos un sistema extremo del libre mercado de línea dura, mientras que la mayoría de las economías europeas se piensa que son mucho más intervencionistas que EEUU.

Pero la realidad es mucho más confusa. En términos de gasto público en programas sociales, Estados Unidos es comparable a numerosos otros estados considerados comúnmente como “estados de bienestar”. Sobre el asunto concreto de la atención sanitaria, del gasto público de EEUU supera a casi todos los demás países, tanto ricos como pobres. En otras palabras, EEUU no es ni por aproximación el caso aparte que mucha gente piensa.

Sin embargo, en muchos aspectos EEUU es una economía relativamente libre en términos de carga fiscal, regulaciones sobre la propiedad privada y comercio internacional.

¿Dónde se clasifica exactamente EEUU en términos de renta? Si actualizamos los datos usando cifras de 2015, encontramos resultados similares.1

Cuando realice antes estos cálculos, esto se basaban en datos de 2011 a 2014. He actualizado estas cifras a 2015, aunque en algunos casos los datos más recientes disponibles son de 2014. Los datos de renta mediana disponible provienen de oecd.stat. La medición de la renta disponible incluye: “la suma de salarios, renta mixta, renta neta de propiedad, transferencias netas actuales y prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie, menores impuestos a la renta y la riqueza y contribuciones a la seguridad social pagadas por empleados, autónomos y desempleados”. También debería señalarse que la ausencia de transferencias en especie es improbable que tenga un impacto importante en las clasificaciones porque EEUU es similar a otros países de la OCDE en este aspecto. La media de la OCDE es de un 8,3% del PIB, mientras que el total en EEUU es del 9,4% del PIB.
     Ver http://stats.oecd.org/Index.aspx?datasetcode=SOCX_AGG. Ver también  "Why In-Kind Benefits?" de Janet Currie, Firouz Gahvari 17 de dicembre de 2007. (https://voxeu.org/article/why-kind-benefits) demostrando que el gasto en especie de EEUU es similar al de otros estados europeos del bienestar en términos de educación, sanidad y atención infantil. Nada de esto se incluye a la hora de calcular los niveles de renta de EEUU (u otros).
Estados Unidos, cuando se mide de acuerdo con la renta mediana disponible (que incluye prestaciones en efectivo de programas sociales), sigue siendo uno de los lugares con mayor renta del mundo:

 

 
median_incomes.png

Tened en cuenta que estoy usando medianas para evitar medias. Cuando se trata de riqueza y rentas en Estados Unidos, las medias normalmente aumentan considerablemente con la presencia de muchas personas multimillonarias en Estados Unidos. Usando medianas, mitigamos esos efectos.

Además, los datos usados aquí provienen de la OCDE, que no es precisamente un grupo favorable al mercado. En concreto, las cifras vienen de la medición de la “renta mediana disponible”, que también tiene en cuenta la renta de los programas sociales y los costes de los impuestos.

Las cifras de la renta mediana se convierten luego desde las divisas locales a dólares internacionales usando el factor de conversión PPP que se encuentra en el sitio del Banco Mundial.2

Ver https://data.worldbank.org/indicator/PA.NUS.PPP, "PPP conversion factor, GDP (LCU per international $)"
No hay nada novedoso en esta aproximación. Es exactamente lo que nos dice que hagamos la Organización Mundial de la Salud al comparar valores entre jurisdicciones. Las comparaciones de rentas medianas internacionales en Wikipedia también emplean un método similar. Además, nuestros resultados del gráfico anterior son bastante similares a los resultados finales expresados en dólares y publicados por la propia OCDE en su informe de 2014 “Society at a Glance”.

Normalmente, cuando se realizan comparaciones como estas en los medios de comunicación se basan en el PIB por cabeza u otras mediciones que ignoran prestaciones sociales, impuestos y efectos de un pequeño número de rentas muy grandes en lo más alto. La medición de la renta mediana disponible tiene en cuenta todo esto. Y aun así seguimos teniendo una medición que demuestra que Estados Unidos sigue superando la mayoría de los países de los que se nos dice tan a menudo que han sido convertidos en un paraíso por medio de un estado intervencionista.

Comparando rentas con gasto en prestaciones sociales

Además, cuando comparamos estos resultados con el gasto social por país, no encontramos una relación sólida entre la cantidad de gasto en prestaciones sociales y rentas medianas, en ningún sentido. Por ejemplo, es verdad que la renta mediana de Dinamarca es esencialmente la misma que la de EEUU, en torno a los 32.000$. Al mismo tiempo, Dinamarca gastan mucho más en porcentaje de PIB en prestaciones sociales. ¿Es esto una evidencia de que Estados Unidos podría gastar más en prestaciones sociales y seguir manteniendo el mismo nivel de renta mediana? No.

 El escepticismo en este aspecto se justifica, porque Canadá y Australia, ambas gastando menos en prestaciones sociales que EEUU, tienen rentas medianas más altas que Estados Unidos. ¿No es esto una evidencia de que estados unidos debería recortar el gasto público sí quiere aumentar su mediana de rentas? Tampoco se deduce de esta información necesariamente esa conclusión. El gasto en Estados Unidos es aproximadamente el mismo que en Suiza y Nueva Zelanda y está solo dos puntos porcentuales por debajo de Reino Unido:

 

spending1_1_0.png

 

Fuente: base de datos de prestaciones sociales de la OCDE: http://stats.oecd.org/Index.aspx?datasetcode=SOCX_AGG

¿Qué pasa con la desigualdad?

Al enfrentarse con cifras medianas más altas, el intervencionista dirá entonces: “¿Qué pasa con los niveles de pobreza? Es verdad que las cifras medianas son altas, pero hay más pobres que en EEUU”.

Pero eso depende de cómo se mida la pobreza.

Las mediciones internacionales de pobreza normalmente se expresan en términos del número de personas que tienen rentas por debajo del 50% de la renta mediana de cada país. Como explicaba en un artículo titulado “The Poor in the US Are richer than the Middle Class in Much of Europe”, la renta del nivel de pobreza en EEUU, mediante esta medición del 50% de la mediana es casi tan alta como la renta mediana en España e Italia. Así que, aunque las tasas de pobreza en EEUU sean más altos para las familias más pobres en la mayoría de otros países, las rentas reales de estas familias pobres es más alta que en países con rentas medianas más bajas. Por ejemplo, el 50% de la renta disponible mediana de Estados Unidos (el nivel de pobreza) es de aproximadamente 16.000$. Eso son solo 7.000$ por debajo del nivel de la renta mediana en Italia. Al mismo tiempo, la renta de pobreza en Italia es de 12.000$.

El centro de investigación Pew ha proporcionado asimismo otra manera de observar esto. En un informe de 2017, Pew se fijaba en las rentas medianas de numerosos países, dividiendo los grupos de renta en tres niveles: clase media, nivel inferior y nivel superior.

El 26% de los estadounidenses están en el nivel inferior. No es muy superior a lo que encontramos en la Europa del sur, pero está muy por encima de lo que se ve en buena parte del norte de Europa:

ew2.JPG

Pero advertid asimismo que el nivel de renta para el nivel inferior es más alto del que encontramos en la mayoría de Europa. Sí, el nivel inferior es más grande, pero también es comparable en renta (repito, incluyendo las prestaciones públicas) al que se encuentra en Dinamarca y Holanda. Es más alto que en Alemania:

owerincome.JPG

Así que sí, hay más gente en el nivel inferior en EEUU, pero la gente en el nivel inferior tiene rentas superiores a las de sus iguales en buena parte de Europa.

Advirtamos también que el nivel medio en Europa del sur (es decir, Italia y España) es poco más de la mitad de la renta del nivel medio en EEUU. Las rentas de nivel inferior son solo una cuarta parte de la renta del nivel medio en EEUU.

Está claro que la mera presencia de un estado de bienestar en estos países no garantiza exactamente la abundancia.

Dividiendo por estados

Un factor final a considerar es que siempre que hacemos comparaciones como estas tenemos que recordar que EEUU es mucho más diverso geográfica y demográficamente que cualquier país europeo. La población de EEUU es mucho mayor que la de cualquier otro país aquí mencionado y las diferencias de renta pueden variar significativamente de un estado a otro. Hablar de una cifra de renta única para toda la nación es problemático en todas partes, pero tiene todavía menos sentido para un país tan grande y variado como Estados Unidos.

Por ejemplo, según la Oficina del Censo, la renta mediana en EEUU era de 55.775$ en 2015.

Pero las rentas medianas estatales varían desde aproximadamente 40.500$ en Mississippi a 75.800$ en Maryland.

Expresadas como porcentaje de la renta mediana nacional, los estados se dividen de esta manera:

states_income.png

Así que, si nos fijamos en algunos de los estados más ricos, encontramos que algunos están muy por encima de donde está clasificado Estados Unidos en su conjunto en las comparaciones internacionales. Por ejemplo, la renta mediana de New Hampshire es de un 126% de la renta mediana de Estados Unidos. Si consideramos esta información a la luz del hecho de que la renta disponible mediana de EEUU (según la OCDE) es de 32.075$, podemos concluir que New Hampshire tiene una renta internacionalmente comparable de 40.400$. Eso es comparable a Noruega y Suiza. En otras palabras, individualmente, estados como New Hampshire, Massachusetts, Washington y Colorado están entre los lugares más ricos del mundo, con mucho.

Extendiendo el mismo análisis a todos los estados, queda así:

ompared_3.png

Reconociendo que algunos estados de EEUU son más ricos que otros, podemos empezar a obtener una imagen de dónde podrían encontrarse en la mezcla con algunos países europeos. No es sorprendente que Noruega, Luxemburgo y Suiza sigan cerca de lo más alto. Camareros también están entre Rhode Island e Illinois. Y Suecia queda entre Kansas y Dakota del sur.

Por el contrario, algunos países europeos a menudo considerados como ricos no quedan especialmente bien en esta medición. Por ejemplo, Francia está entre Carolina del Sur y Luisiana, mientras que Alemania se clasifica por debajo de Florida. Los países de Europa del sur quedan aún peor, con Italia clasificándose por debajo de Arkansas y España por debajo de Mississippi. Medido así, si Italia fuera un estado de EEUU, se clasificaría por debajo de todos los estados excepto Mississippi. Reino unido quedaría detrás de todos los estados excepto Mississippi, Arkansas y Virginia Occidental.

Pero nada de esto debería resultar sorprendente. Las rentas en lugares como Minnesota, Connecticut, Massachusetts, Utah y COLORADO hace tiempo que se han convertido en lugares con rentas evidentemente altas con altas mediciones de calidad de vida como expectativa de vida, pobreza y delincuencia. El hecho de que estos estados pueden clasificarse a nivel de lugares como Suiza, Canadá, Dinamarca y Austria no es algo que debería sorprender.

Un retoque final que podríamos incluir sería tener en cuenta las diferencias en el coste de la vida de estado a estado. Ya hemos ajustado el coste la vida haciendo el ajuste PPP, pero eso solo incluye las diferencias entre fronteras internacionales. Podríamos ajustar también las rentas medianas en cada estado con la “paridad regional de precio” en cada estado.3 Esto haría que lugares de bajo coste como Mississippi subieran en las clasificaciones, bajando lugares de alto coste como Nueva Jersey. Si hacemos este ajuste, el resultado es este:

 
arities.png

Sin embargo, el efecto general aquí no es significativamente distinto del del gráfico anterior. Ya lo hemos dicho: para aquellos estadounidenses que piensen que es importante vivir en un lugar con rentas muy altas, la respuesta puede que no esté en mudarse cruzando fronteras internacionales. Puede que solo requiera mudarse otro estado.

Aunque a algunos intervencionistas les gusta retratar a EEUU como un caso perdido en el que solo prosperan los superricos, las cifras sencillamente no muestran esto. Esto no demuestra que Estados Unidos y otros países ricos relativamente libertarios (como Suiza) no tengan efectos. Pero los datos no justifican teorías duras de que un poco más de gasto público abrirá el camino hacia la prosperidad económica.

Por supuesto, el hecho de que estos datos por sí mismos nos digan tan poco ilustra la necesidad de una sólida teoría económica que nos ayude a entender por qué Alemania Occidental era rica y Alemania Oriental era pobre, por qué Venezuela se muere de hambre y Chile no.

  • 1.
  • 2.
  • 3. Paridades de precio y rentas usan mediciones de 2015.

Ryan McMaken (@ryanmcmaken) is a senior editor at the Mises Institute. Send him your article submissions for Mises Wire and The Austrian, but read article guidelines first. Ryan has degrees in economics and political science from the University of Colorado, and was the economist for the Colorado Division of Housing from 2009 to 2014. He is the author of Commie Cowboys: The Bourgeoisie and the Nation-State in the Western Genre.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
iStock
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire